Espero que sea un “hasta pronto”…

Los que tenéis a bien entrar en este mi humilde blog a visitarlo con cierta frecuencia, ya habréis visto que hace muchos días que no he actualizado nada, pese a promesas hechas.  Así que era obligado ya, y vistas las circusntancias, este post.

Post que no pretendo sea una especie de testamento ni nada de eso.  Solo un “hasta pronto”, como digo en el título.  Y es que uno no siempre elige lo que quiere hacer con su tiempo, sino que se ve obligado a adaptarse a lo que viene.

Así que si además de cumplir con mis obligaciones en los aspectos básicos de cualquier persona (trabajo, familia, estudios, principalmente) y, sobre todo, si egoistamente quiero destinar alguna hora a dormir cada día, no me queda más remedio que dejar aparcado esto, de momento.  Creo que es mejor eso que actualizar de ciento a viento, sin una periodicidad fija, sin ningún tipo de criterio, según las fuerzas que tuviese en cada momento.

Espero volver dentro de poco, tal vez antes del verano, cuando disponga de nuevo de algo de tiempo libre.  Hasta entonces, sed felices y disfrutad.  Nos leemos.

Anuncios

El final del letargo

Siento haberos tenido tan desatendidos, pero el día afortunadamente solo tiene 24 horas, y si quiero dormir un poco tengo que dejar de hacer otras cosas… He ido de cabeza últimamente, pero prometo que en lo que queda de semana volveré con ganas y nuevas entradas.

Presuntos Implicados: Cómo hemos cambiado.

Que hace ya días que no ponía ningún vídeo musical, así que ahí va uno, esta vez en español.  La de veces que ponían esta canción hace tiempos en el bar que íbamos, lo que nos gustaba, con una crema catalana en la mano, y que diez años más tarde la letra siga siendo tan significativa…  En fin, cosas que pasan.

Bueno, que son los Presuntos Implicados, uno de los grandes del pop español de los 80 y los 90, siempre haciendo geniales guiños al blues y al soul (quién no conoce su “Alma de blues”, aunque mi favorita siempre fue “Cada historia”, otro día os las pongo), con Sole Giménez a la cabeza, interpretando “Cómo hemos cambiado”.

¡Ah! Cómo hemos cambiado,
qué lejos ha quedado aquella amistad.

Así como el viento lo abandona todo al paso,
así con el tiempo todo es abandonado,
cada beso que se da, alguien lo abandonará.

Así con los años unidos a la distancia,
fue así como tú y yo perdimos la confianza,
cada paso que se dio, algo más nos alejó.

Lo mejor que conocimos separó nuestros destinos
que hoy nos vuelven a reunir;
tal vez si tú y yo queremos volveremos a sentir
aquella vieja entrega.

¡Ah! Cómo hemos cambiado,
qué lejos ha quedado aquella amistad.
¡Ah! Qué nos ha pasado,
cómo hemos olvidado aquella amistad.

Y así como siento ahora el hueco que has dejado
quizás llegada la hora, vuelva a sentirte a mi lado,
tantos sueños por cumplir, alguno se ha de vivir, sí.

Lo mejor que conocimos separó nuestros destinos
que hoy nos vuelven a reunir;
tal vez si tú y yo queremos volveremos a sentir
aquella vieja entrega.

¡Ah! Cómo hemos cambiado,
qué lejos ha quedado aquella amistad…

Se veía venir (5º episodio)

Pues eso, que si haces el tonto, al final te la comes con patatas…

Vodpod videos no longer available.

Música con arte y originalidad

La música, siete notas en sucesión… y que pueden conseguirse casi con cualquier cosa.  Dos muestras.  El primer vídeo nos enseña cómo interpretar melodías con copas llenas de agua a distinto nivel; eso sí, las copas tienen que ser de buena calidad, porque si no el sonido que se consigue no es muy puro:

Este podía ir al “Tienes talento”, y no algunos frikis que salen, o los listos que creen que cantan o bailan bien, hay que tener algo más y ser original.  El segundo, un grupo que interpreta la Suite orquestal nº 3 en Re Mayor de J.S. Bach (conocida popularmente como “Air”, seguro que te suena en cuanto la escuches, la habrás oido en alguna boda) utilizando botellas, esta vez vacías, soplando dentro de ellas.

Por si quieres oir la versión “buena”, con orquesta, pincha en este enlace.

Un ladrón muy patoso

Ya es listo este tío. Va a robar en una tienda, así que coge un ladrillo para romper el escaparate. Solo que el cristal es blindado, y tiene algún pequeño problema, se hace daño, y encima nos deja un primerísimo plano de su careto en la cámara de seguridad:

No te pongas gallito

Porque te puede salir mal, y volverse en tu contra:

Aterrizaje forzoso

A estas alturas, seguro que (casi) todos habéis visto ya las imágenes de ese avión de la Lufthansa, con 137 pasajeros a bordo, que a punto estuvo de estrellarse en el aeropuerto de Hamburgo, a causa del fuerte viento que soplaba en el momento de aterrizar por culpa del temporal Emma, que azota el norte y centro de Europa.

Afortunadamente, a los mandos estaba un piloto como la copa de un pino que pudo no solo controlar los vaivenes del avión sino remontar el vuelo y aterrizar más tarde en otra pista, más resguardada.

Como todo salió bien, me atrevo a poner un corto que tenía por ahí guardado (y que por supuesto están en youtube, cómo no), titulado 405, que parodia un aterrizaje forzoso en medio de una autopista (en Estados Unidos las tienen preparadas para eso si es necesario).  Es divertido de ver, y son algo más de dos minutos.

Pollas en vinagre

A partir de ahora, cuando te digan esta vulgar expresión, ya puedes saber a qué se refieren.  Porque existen y están a la venta, a 60 euros el frasco con un póster de regalo.  Y puedes comprarlas en Madrid, o a través de Internet, que también tienen página web, que te aconsejo visites (así ves de qué se trata, y conoces la fábrica y la exposición).  Eso sí, yo no sé si son comestibles, no lo tengo nada claro.

Malabarismos

Dentro de unos días se celebra el Festival de Malabarismos de Victoria (Canadá), que ya se están encargando de promocionar con este vídeo a modo de spot publicitario:

No sé si participarán los de la Beijing Acrobatic Troup, que se acaban de llevar la medalla de oro del Festival del Circo de Budapest, pero si lo hacen tienen muchas probabilidades de volver a ganar, si no mira: