Hay que ser muy gilipollas

Como digo en el título, hay que ser muy gilipollas y tenerle muy poco aprecio a la vida para grabar este tipo de vídeos, en los que te juegas el cuello y que como tengas el más mínimo despiste, simplemente no lo cuentas.  Y lo malo es que no es el primer vídeo de este estilo que hemos visto.  Desde luego, yo aconsejo fervientemente QUE NI SE TE OCURRA HACER ESTO NI NADA PARECIDO.

A saber el mal trago del maquinista al percatarse de la situación, quién le quita el susto al hombre.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: